Portal de juegos y juegos online escrito por jugadores

Bienvenido al Coliseo!

Español English Français Deutsch

Aqui hablamos de lo que nos gusta, y lo compartimos contigo!

 

Grupo de Steam

 

Sponsor

Sponsor

Recomendamos

Recomendamos




Búsqueda personalizada

League of Legends: Gangplank


	gangplank

Salud 1953
Mana 935
Velocidad 345
Armadura 75.9
Resistencia mágica 52.5
% de critico 0%
Vida cada 5 seg 17.75
Mana cada 5 seg 19.1
Alcance 125

Ver mas de League of Legends en el Coliseo

Gangplank es hijo del temido capitán pirata Vincent la Sombra, uno de los corsarios más ricos y fieros de toda la isla de la Llama Azul. Se podría pensar que el chico se crió mimado por la vida fácil de los privilegiados, pero nada hay más lejos de la verdad. No es fácil crecer en la ciudad de Aguas Estancadas; los piratas no se caracterizan por tener buen corazón, lo que también se aplica a sus familias. Vincent quería que su hijo creciera fuerte y robusto, de modo que fue tremendamente duro con el joven Gangplank. Ya de niño era feroz como una serpiente y cuentan que dormía con los ojos abiertos. Con los años, no tardó en convertirse en el pirata más cruel y temido de todo Aguas Estancadas y su padre no cabía en sí de orgullo cuando, el día en que cumplía dieciocho años, Gangplank le clavó un puñal en la espalda y se apoderó del famoso barco corsario, el Heraldo de la Muerte.

De todas formas, el continente de Valoran es un lugar peligroso para los piratas; Gangplank tuvo esto bien en cuenta. La guarida de piratas conocida como Aguas Estancadas pronto se vería sumida bajo la resaca de la política valoraniana y de la Academia de la Guerra. Ya era hora de que a Aguas Estancadas lo representara su propio campeón en la Liga de Leyendas y ¿quién mejor que el pirata más fiero de todos? Se dice que Gangplank cuenta con el poder y el favor suficientes para reclamar el título de Rey Pirata en su hogar, pero que está esperando el momento oportuno y labrándose una reputación como campeón para entregarse de nuevo a la piratería.

‘‘Ho, pasadlo por la quilla. O al menos disparadle cuando esté de espaldas y quedaos con su botín’‘.





Comentar