Portal de juegos y juegos online escrito por jugadores

Bienvenido al Coliseo!

Espa˝ol English Franšais Deutsch

Aqui hablamos de lo que nos gusta, y lo compartimos contigo!

 

Grupo de Steam

 

Sponsor

Sponsor

Recomendamos

Recomendamos




Búsqueda personalizada

League of Legends: Elise


	elise

Salud 1835
Mana 1140
Velocidad 335
Armadura 73
Resistencia mágica 30
% de critico 0%
Vida cada 5 seg 15.5
Mana cada 5 seg 18.5
Alcance 550

Ver mas de League of Legends en el Coliseo
Feroz y elegante, el carisma y la gracia de Elise atraen a los inocentes y a los codiciosos, que caen en su red de enga├▒o. Aunque sus v├şctimas llegan a descubrir sus verdaderas intenciones, nadie ha vivido para contar los oscuros secretos que oculta tras su enigm├ítico aspecto.

En pasillos oscuros, oculta de la sociedad, Elise difundi├│ la historia de una m├ştica diosa ara├▒a. Sus desesperados seguidores ansiaban ganarse el favor de la diosa, creyendo que sus bendiciones eran la fuente del poder y la fuerza de Elise. Cuando Elise anunci├│ que los llevar├şa en un peregrinaje hasta el santuario de la diosa ara├▒a, seleccion├│ s├│lo a sus disc├şpulos m├ís devotos para que la acompa├▒asen. Los elegidos, extasiados, la siguieron ciegamente mientras los llevaba en un peligroso viaje a trav├ęs del mar. Cuando llegaron a las costas de su destino final, las misteriosas Islas de la Sombra, Elise los gui├│ hacia una caverna llena de telara├▒as. El grupo, que se esperaba un santuario, mir├│ confuso a su sacerdotisa. Se volvi├│ hacia ellos y alz├│ sus brazos triunfalmente, revelando las extra├▒as patas de ara├▒a que le sal├şan de la espalda. Al ver su terror├şfico aspecto real por primera vez, los seguidores de Elise intentaron dar la vuelta y huir, pero ella conjur├│ telara├▒as m├ígicas para atraparlos. Tras atrapar a sus v├şctimas, se gir├│ para mirar hacia la cueva y emiti├│ un intenso chillido. Una enorme ara├▒a no muerta surgi├│ de la oscuridad, arrastrando su horrible masa con finas y puntiagudas patas. Los seguidores de Elise tan solo pod├şan gritar mientras la monstruosa ara├▒a los com├şa vivos. Se acerc├│ a la criatura saciada, extrajo su veneno y bebi├│ la extra├▒a sustancia. Una inmediata sensaci├│n de rejuvenecimiento fluy├│ por sus venas. Elise hab├şa eludido una vez m├ís la mortalidad y regres├│ junto con su congregaci├│n. Se mostraron muy felices de saber que sus compa├▒eros hab├şan sido elegidos para permanecer en el hogar sagrado de la diosa ara├▒a. Elise asegur├│ a sus disc├şpulos que muy pronto llevar├şa a otro grupo en ese peregrinaje. La diosa ara├▒a les estar├şa esperando.

”Los que tengan aut├ęntica fe no deber├ín temer el abrazo de la ara├▒a”.





Comentar